Separación de espacios en oficinas coworking: diseño y ahorro

Separación de espacios en oficinas coworking: diseño y ahorro

Los espacios de coworking se están poniendo de moda en nuestro país nuevamente, sobre todo después de la grave crisis económica que ha causa la pandemia obligada por la COVID-19.

El coworking es una forma de trabajo bien conocida en nuestro país muy utilizada por muchas personas a día de hoy debido a su flexibilidad, comodidad y ahorro. Aunque ya lleva tiempo implantado en España sigue siendo un sistema novedoso, que en ocasiones puede sugerir algunas preguntas ¿Cuál ha sido su evolución durante los últimos años? ¿Por qué se volvió una opción tan recurrida? ¿Es rentable invertir en una opción de coworking? ¿Cómo se puede ahorrar a la hora de montar un espacio nuevo en tu ciudad? Te contaremos todo en este artículo sobre esta forma de trabajo colectivo.

El auge de los coworkings nace a partir de la crisis económica del 2008, hace ya más de 12 años. Las empresas buscaban en este momento de vacas flacas, nuevas formas de recortar sus gastos, y esta opción fue muy considerada, sobre todo por personas que quisieron emprender durante esta situación.

En ciudades como Madrid o Barcelona, los espacios coworking subieron un 250% en la primera década del siglo XXI. Para hacernos una idea, en el 2018 más de 2,3 millones de personas recurrieron a este tipo de oficinas en España.

Pero estos datos se derrumbaron debido a la pandemia y al consecuente confinamiento, pero a día de hoy, se nota un resurgimiento. Las razones son las mismas que hace una década:

  • Muchos emprendedores ven una oportunidad de negocio
  • Muchos trabajadores ven una oportunidad de ahorro
  • Muchas empresas los utilizan para “ampliar” sus instalaciones sin coste adicional

Es rentable la creación de un espacio coworking

Por supuesto. La más complicado puede ser encontrar un espacio diáfano, espacioso y céntrico dentro de tu ciudad, pero te damos unos tips para poder emprender con este tipo de espacios de trabajo, ahorrando al máximo:

  • Busca almacenes, antiguas tiendas, casas antiguas, etc. situadas lo más céntricas posibles. Muchas de estas instalaciones se encuentran ahora en alquiler en grandes ciudades debido a la crisis de la COVID-19 y a la necesidad de sus propietarios de obtener beneficio rápido.
  • Deben ser espacios abiertos, sin muros, con pocas columnas y preferentemente con mucha luz natural: grandes ventanales y orientadas al sur (aunque no es una condición obligatoria).
  • Utilizar mamparas de oficina para despachos para separar los diferentes espacios. Estas mamparas son perfectas para la creación de despachos y salas de reuniones. Existen mamparas en una gran cantidad de acabados, perfiles, decoraciones, etc; así como módulos ciegos, de cristal o mixtos. Es sencillo realizar un boceto de las ubicaciones de las salas y despachos y hacerlo realidad gracias a las mamparas de separación, con un ahorro increíble en el precio final y un acabado realmente precioso.
  • Zonas comunes. Las zonas comunes como cocina o baños suelen ser las más costosas generalmente, pero gracias a materiales como los compacto fenólico para aseos, se pueden realizar estas zonas públicas con las condiciones higiénicas y antibacterianas exigidas. También se pueden utilizar para zona de taquillas, encimeras de cocina o cabinas sanitarias en baños y aseos. Al igual que las mamparas se cuenta con gran número de acabados y colores. Además, el ahorro adicional viene de mano de su alta durabilidad, resistencia a la humedad y al fuego.
  • Utiliza siempre equipos de renting para el uso común: impresoras, fotocopiadoras, etc. y compra los electrodomésticos en zonas outlet que te dan todas máximas garantías a un precio mínimo.

Esperamos que este pequeño resumen te inspire y te ayude a dar el paso siguiente y emprender en un negocio de futuro, o más de bien de presente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *