La apertura de fronteras en Reino Unido se recibe con entusiasmo en la Costa del Sol

La apertura de fronteras en Reino Unido se recibe con entusiasmo en la Costa del Sol

Después de un año 2020 nefasto para el turismo, las perspectivas para este verano no eran muy buenas. Todo indicaba que Reino Unido mantendría la misma postura que sostienen países europeos como Francia y Alemania: fronteras cerradas con España, recomendaciones de no volar salvo necesidad y en todo caso, obligación cuarentena a la vuelta y presentación de PCR negativa.

Sin embargo, desde mediados de julio la Costa del Sol, ha tenido un asombroso repunte de reservas en hoteles, vuelos, transfer desde Malaga Airport to Marbella e incluso, en restauración y guías turísticas. Este repunte se debe en su mayoría a turistas provenientes de Reino Unido, que ha abierto sus fronteras con España sin obligación ninguna: ni cuarentenas a la vuelta ni tests PCR.

Este gesto por parte de Londres ha significado un gran alivio para el sector turístico español, que desde noviembre de 2019 venían presentando números rojos a causa de las restricciones y las recomendaciones de la zona euro y Estado Unidos, sus dos principales nichos de turistas.

Todas las previsiones apuntan a que la recuperación será progresiva, no obstante se concentrará especialmente a finales del verano y principios de otoño, sobre todo en los meses de septiembre a noviembre, meses por otra parte en que la Costa del Sol aún disfruta de unas temperaturas envidiables, por encima siempre de los 25º.

Entre los meses de enero a mayo, España fue visitada por 130.000 turistas británicos, una cifra muy por debajo a los 6,25 millones de esos mismos meses de 2019, antes de la pandemia. E incluso muy por debajo de los primeros meses de 2020, justo antes de que el COVID-19 cayera sobre la humanidad como una plaga bíblica.

Desde el anuncio por parte del Reino Unido de no obligar a cuarentenas  a quienes tengan la pauta de vacunación completa, se cuadruplicaron las reservas en zonas turísticas como la Costa del Sol malagueña. Las principales operadoras de vuelos entre Reino Unido y España, Easyjet y Ryanair, han incrementado sus ofertas de asientos para volar a Málaga en las últimas semanas.

En el Reino Unido el número de ciudadanos con la pauta completa de vacunas, está por encima del 50%, lo cual celebra la industria turística, al significarque las probabilidades de incrementar sus ventas y apertura son más infinitamente mayores. El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol, José Luque ha señalado que el desembarco que ya se puede ver de ingleses es catalogado como un impulso muy significativo para la recuperación turística en plena temporada alta.

Los británicos suponen el 30% de los pasajeros del aeropuerto de Málaga y algo similar ocurre con el negocio hotelero y de restauración de Málaga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *