¿Qué son las subastas electrónicas?

¿Qué son las subastas electrónicas?

Atrás quedaron aquellas subastas celebradas en los juzgados donde solo tenían acceso los profesionales que se especializan en este tipo de trámites. Esto cambió luego de que en octubre de 2015 se pusiera en marcha el sistema de subastas electrónicas a través de un portal único habilitado por la Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado.

Con esta nueva alternativa este tipo de eventos se abrieron a un público más amplio, ya que persigue dos claros objetivos. El primero de ellos es la transparencia del proceso, mientras que el segundo se relaciona con la obtención de un mayor rendimiento de la venta de los bienes de un deudor.

Dentro de las subastas electrónicas, encontramos: subastas judiciales, subastas de la seguridad social y subastas de la agencia tributaria. En estos enlaces puedes encontrar más información sobre cada una de ellas.

¿Quiénes tienen acceso a las subastas electrónicas?

La existencia de un único portal de subastas permite a cualquier ciudadano, una vez registrado en el mismo, más facilidades para poder intervenir en ellas. Esto se debe a que la manera en que se realiza el depósito para iniciar la participación será común tanto para las subastas administrativas como para las judiciales.

Además, otra de las cosas que cambió es que no será necesario desplazarse a las oficinas o sedes para hacer las pujas. E incluso, podrá recibir alertas sobre subastas de bienes en las que pudiera estar interesado, esto hace que la accesibilidad sea mayor y representó una gran ventaja con la actual crisis por la pandemia.

¿Cómo funcionan las subastas electrónicas?

Con el mero acceso al portal electrónico mencionado ofrece diversas oportunidades a cualquiera que muestre interés en concursos de acreedores. Sin embargo, aunque el acceso es libre, lo ideal es que el interesado que no tenga experiencia en estos eventos se encuentre siempre acompañado o asesorado por profesionales que ya se encuentren habituados a las subastas electrónicas.

Igualmente otra de las partes del funcionamiento que se debe destacar es que las subastas electrónicas no es un evento que se celebra a una hora o día en específico. Todo lo contrario, estas permanecen abiertas durante 20 días e inclusive, esto puede ser ampliado si se presentan pujas tardías. De allí la importancia de contar con la asesoría de un profesional, sobre todo de procuradores para que ayuden al postor en la parte formal que incluye el portal.

Igualmente, estas subastas pueden suponer una gran oportunidad para adquirir otro tipo de bienes. No obstante, para este caso las autoridades han previsto que la única manera en que se subasten en el portal es que los bienes tengan un valor superior a los seis mil euros, independientemente que sea individual o en lotes.

Ventajas del nuevo sistema de subastas electrónicas

Una manera de ver las amplias ventajas que supone este nuevo método de acceder a bienes de manera electrónica es desglosando cada una de ellas. Es decir, se pueden enumerar de la siguiente manera:

  • Permite acceso a cualquier interesado.
  • Está abierta durante 20 días y durante las 24 horas del día.
  • Se agiliza el procedimiento ejecutivo con la publicación del Boletín Oficial del Estado.
  • Se puede ingresar desde cualquier lugar con acceso a internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *