Protege tu libertad

27 octubre, 2020 Rubén Santaella 0

Todos en nuestra vida cotidiana estamos expuestos a diferentes riesgos: podemos tener un accidente, una enfermedad grave, causar daño sin querer a propiedad ajena, que tendremos que pagar. También podríamos faltarle a nuestros hijos – dejarlos completamente desamparados. En fin, hay muchos ejemplos de familias que han perdido todos sus bienes por no haber contado con la protección adecuada. Historias de terror que narran desde la pérdida de los ahorros ante una eventualidad, hasta la pérdida del hogar después de un terremoto o una inundación.