Ahorra energía y aumentarás la rentabilidad de tu pyme

La energía es un aspecto fundamental en el desarrollo productivo de cualquier pyme y su utilización debe siempre realizarse desde el punto de de vista de la eficiencia, con un bajo impacto medioambiental y por supuesto, al menor coste posible. En este post mostraremos algunos aspectos básicos que te ayudarán a saber cómo ahorrar energía en una empresa.

Desde siempre el desarrollo de la economía ha ido de la mano con el aumento de consumo de la energía y por lo tanto un aumento en las emisiones de GEI (gases de efecto invernadero), con el importante impacto medioambiental que esto supone. Las energías renovables han llegado para romper esta relación, contribuyendo a un desarrollo sostenible. Las empresas consumen grandes cantidades de energía para su desarrollo, pero hoy en día tienen a su alcance opciones factibles para disminuir su consumo de energía, reducir sus gastos y aumentar su competitividad.

La eficiencia energética

La eficiencia energética engloba el ahorro de energía, el consumo responsable de la misma y el uso eficiente de las fuentes energéticas, algo esencial a todos los niveles. Su importancia se manifiesta en la necesidad de reducir la factura de las pymes, reducir su dependencia energética exterior y reducir la emisión de GEI.  

Una gran reducción en este consumo de energía de las pymes junto con el desarrollo de otro tipo de políticas, es imprescindible para que nuestro país alcance sus objetivos de sostenibilidad y eficiencia energética.

El camino para alcanzar estas metas, son las siguientes:

  • Reducción de la demanda energética
  • Diversidad energética
  • Máximo aprovechamiento de las renovables
  • Innovación en tecnología
  • Autoconsumo a través de micro redes
  • Modificación de los actuales hábitos de consumo

Por qué es importante ahorrar energía

El consumo responsable y el uso eficiente de las fuentes energéticas son esenciales para el futuro de todos, pero ahorrar energía en nuestra pyme además, nos proporcionará ventajas económicas y por lo tanto competitivas, por lo que se convierte en un factor esenecial.

Los beneficios principales que encontramos en el ahorro energético dentro de la empresa son los siguientes:

  • Ahorro de costes. La energía es uno de los factores de mayor peso dentro de la industria.
  • Reducción de la dependencia  energética exterior.
  • Disminución de las emisiones de CO2.
  • Mejora de la competitividad de la empresa.
  • Mejora de la innovación tecnológica.
  • Mejora del rendimiento de los diferentes equipos.
  • Promoción de la sostenibilidad económica y medioambiental.

Diferentes tipos de ahorro  dentro de la empresa

A modo de conclusión y resumiendo, enumeramos los diferentes ámbitos y sectores donde una empresa tiene margen de mejorar en su eficiencia energética. A saber:

  • Ahorro en iluminación de instalaciones, oficinas, fábricas, etc.
  • Ahorro en equipo de oficina: ordenadores, televisores, equipos de impresión, etc.
  • Ahorro en sistemas electrónicos industriales: electrodomésticos y maquinarías en general.
  • Ahorro en climatización de las instalaciones.
  • Ahorro en motores de todo tipo.
  • Ahorro en vehículos corporativos.
  • Y por último, ahorro en distribución y generación de aire comprimido y en hornos.

Analizando y auditando cada uno de los diferentes sectores, cualquier empresa es capaz de sacar el máximo rendimiento con una eficiencia energética concienzuda.

Leave a Reply